Home / Mundo /

China en alerta: ¿Cuáles son ‘los siete peligros occidentales’ que ese país teme?

Patrocinado:

 

Son siete riesgos que harían tambalear la estabilidad del sistema de partido único que rige desde 1949 y que se inspira en las sociedades occidentales.

China

¿Cuáles son ‘los siete peligros occidentales’?

Las siete ‘corrientes subversivas’ a erradicar están contenidas en un dossier secreto, bajo el nombre ‘Documento Nø9’, que lleva la aprobación oficial del presidente chino, Xi Jinping, cuya hija, para añadir, estudia en la Universidad de Harvard, en Boston.

Así lo reveló el ‘New York Times’ en un artículo bajo el título “China tiene en la mira las ideas occidentales”. “Las fuerzas occidentales hostiles a China y los disidentes se infiltran constantemente en nuestra esfera ideológica”, dice el documento, al que el periódico neoyorquino.

En sus páginas se recogen los sietes riesgos para estabilidad del partido: democracia constitucional occidental; la promoción de los derechos universales, la independencia de los medios de comunicación, la sociedad civil, el neoliberalismo, los errores históricos del partido comunismo y la independencia judicial.

El memorándum fue difundido en abril y desde entonces ,dice el periódico, se intensificaron los esfuerzos del gobierno chino por bloquear cada posible disenso, en especial expresado desde Internet.

“La puesta en guardia de Xi al interior del Partido muestra cómo su credibilidad pública está amenazada por el miedo de que el partido sea vulnerable a la ralentización de la economía”, escribió el diario.

Esa campaña anti-Occidente arriesga con poner en dificultades el liderazgo de su propio promotor, Xi: es sabido que los simpatizantes de sus reformas económicas más filo-occidentales ven con buenos ojos una mayor apertura del sistema político hacia un estado de derecho.

Del otro lado, el ala más tradicionalista, más lejana al acercamiento de Xi, quiere que se mantenga un fuerte y estrecho control del partido sobre la vida política y económica. Xi hasta ahora tuvo el apoyo de ambos ánimos.

El temor a una desaceleración económica ha hecho saltar las alarmas. El partido teme que los pocos liberales chinos utilicen la desacelaración para impulsar políticas de cambio en el país. El documento dice que “las fuerzas occidentales hostiles a China y los disidentes en el país filtran mensajes ideológicos contantemente.”